TIPS ERGONOMICOS

Que es la ergonomía

Es la ciencia que estudia la interacción entre el hombre y el medio ambiente, tratando de adaptar este al hombre y no lo contrario. La fuerza es un agente causal importante en los daños provocados por el levantamiento manual de cargas. 

Interviene también la duración del trabajo, las tareas repetitivas, las posturas y cuestiones psicosociales.

El ambiente ergonómico, como prevención de enfermedades laborales Diversos estudios realizados sobre materia de seguridad industrial, refieren que el dolor de espalda es el problema de salud más cotidiano para la mayoría de las personas que permanecen más tiempo sentados, estableciéndose que es la segunda causa de visita al médico y el tercer motivo de las cirugías más de moda en los tiempo de la oficina moderna.

De acuerdo a un estudio realizado sobre clima laboral, se observaron que 40 empleados de oficina durante 160 horas, 93% del tiempo trabajaban sentados. Debido al uso masivo de computadoras permanecemos sentados más que nunca antes en la historia.

Como consecuencia, aproximadamente el 85% de los empleados de oficinas experimentan complicaciones de espalda a los 50 años en forma recurrente; pero la mayoría de ellos no se deben a caídas, sino que son la culminación del daño lento y constante causado a lo largo del tiempo por una posición sedentaria y artificial durante un largo período de tiempo.

Se cree que las causas físicas de las molestias en la espalda provienen de los siguientes factores:

* Estar sentado en forma sostenida y prolongada en una postura no natural. Mantener una postura constantemente, reduce la circulación sanguínea y disminuye los nutrientes.

* Las posturas inconvenientes o no neutras de la espina dorsal pueden causar alargamiento y desgarre de músculos y ligamentos.

* Compresión. La demasiada carga sobre los discos por peso extra no necesario puede conducir a la fractura de los mismos.

* Contracturas localizadas. La presión sobre el área dorsal y las piernas puede afectar la circulación sanguínea en la parte inferior del cuerpo.

La ergonomía es la rama de la ingeniería que estudia la influencia de las condiciones de trabajo en la productividad. De ahí que se la aplique al diseño de productos y equipamiento, principalmente del lugar de trabajo, con el objetivo de maximizar la productividad al reducir la fatiga, el estrés y el poco confort.

El buen equipamiento ergonómico causa una gran diferencia. Nuestro propio cuerpo es la mejor medida de nuestras necesidades. Podemos adaptarnos a un pobre ambiente laboral durante una o dos horas por día, pero con el paso del tiempo una mala silla, el escritorio poco adecuado, una mala iluminación, repercutirán desfavorablemente aún en la persona más saludable. En definitiva, contar con un equipamiento ergonómico es vital para la salud y para el mejor desempeño y logro de objetivos laborales.

Mucha gente pasa años trabajando muchas horas diarias sentados en una silla incorrecta por falta de información concreta sobre que características determinan que una silla sea verdaderamente ergonómica.

Invertir en una buena silla, ergonómica y confortable, que le ofrezca un buen respaldo a su espalda puede ser el paso más importante para crear un ambiente de trabajo sano y productivo, aunque trabaje solo. Las buenas sillas ergonómicas no son económicas, pero piense que es su salud lo que está en juego.

Ocho características básicas de una buena silla ergonómica:

Verdadero soporte lumbar: muchas sillas "económicas" dicen que tiene soporte lumbar, pero el verdadero soporte lumbar es algo más que tener un acolchado, es el que mantiene la curvatura natural del hueco que se produce en la espalda.

Suave curvatura en cascada: el borde de la silla alivia la presión sobre los vasos sanguíneos de los muslos. El borde delantero del asiento debe inclinarse suavemente hacia abajo y no debe presionar su muslo.

Acolchado: Menos es más. La gente se equivoca al comprar sillas muy acolchadas; con el tiempo, el acolchado se adaptará a la mala postura de su espalda.

Movilidad: la silla debe poder deslizarse sin esfuerzo para permitirle al cuerpo hacer movimientos de relax.

Apoya brazos: Deje que la silla y no la parte superior de su espalda soporte el peso de los brazos mientras trabaja.

Profundidad: Una silla muy profunda puede resultar problemática para una persona de contextura pequeña. Cuando está sentado con la espalda bien apoyada, debería haber suficiente espacio entre el borde de la silla y su rodilla para que quepa un puño cerrado.

Altura: Asegúrese que la silla es suficientemente alta para que sus muslos formen un ángulo de 90° con el piso. 

Apoya pies: Considere tener un apoya pies si la silla es demasiado alta. Tener los pies apoyados le ayudará a restablecer la curva natural de su espalda.

Aparte de esto, los colores, la frescura y la luz ayudan a hacer del ambiente más óptimo para el trabajo y la concentración.

NORMATIVAS BIFMA PARA SILLAS

La Asociación de Fabricantes de Muebles para Uso Comercial e Institucional (en inglés, BIFMA) establece normas de industria para muebles de calidad comercial.

Las normas están pensadas para proporcionar a fabricantes y usuarios un punto de referencia común para evaluar la seguridad, durabilidad y adecuación estructural del mueble especificado.

Las normas definen las pruebas específicas, el equipo de laboratorio que tiene que emplearse, fórmulas para determinar el peso o la altura a utilizar en cada prueba, las condiciones de ensayo y los niveles de aceptación para ser utilizados en la evaluación de estos productos.

PRUEBAS EXIGIDAS PARA SILLAS

1. Carga Funcional de Resistencia del Respaldo. Con la silla inmovilizada se aplican 68 Kg. de fuerza en el respaldo de la misma por un periodo de tiempo de un minuto. La silla cumple la norma si no se verifica rotura estructural o pérdida de funcionalidad, incluyendo la capacidad de amontonamiento.

2. Carga de Prueba de Resistencia del Respaldo. Con la silla inmovilizada se aplican 113 Kg. de fuerza en el respaldo de la misma. La silla cumple la norma si no se muestran cambios repentinos en la integridad estructural del producto. Se acepta pérdida de funcionalidad.

pruebasbifma1.jpg

3. Prueba de estabilidad (hacia detrás). Un peso de 78,5 Kg. es atado a la silla como si de un adulto sentado se tratase. Las patas traseras de la silla son bloqueadas. Se aplica una carga trasera a la silla hasta que el peso total se transfiere a las patas traseras. La silla cumple la norma si la fuerza requerida es mayor de 16 Kg.

4. Prueba de estabilidad (hacia delante). Las patas delanteras de la silla son bloqueadas, y se aplica una fuerza hacia abajo de 45º desde la superficie del asiento. La silla cumple la norma si la fuerza requerida es mayor del 40% del peso total de la silla.

5. Carga Funcional de la Resistencia de las Patas de la Silla (de lado). Se inmoviliza la silla de lado. Un peso de 34 Kg. es aplicado a partir de 2,5 cm. desde debajo de la pata delantera por espacio de un minuto. Esto mismo se repite con la pata trasera. La silla cumple la norma si no se verifica rotura estructural o perdida de funcionalidad.

6. Carga de Prueba de la Resistencia de las Patas de la Silla (de lado). Se inmoviliza la silla de lado. Un peso de 52 Kg. es aplicado a partir de 2,5 cm desde debajo de la pata delantera por espacio de un minuto. Esto mismo se repite con la pata trasera. La silla cumple la norma si no se muestran cambios repentinos en la integridad estructural del producto. Se acepta la pérdida de funcionalidad.

7. Carga Funcional de Caída en la Silla. Se coloca un peso de 102 Kg. a 15 cm. por encima del asiento de la silla y se deja caer en el centro del asiento. La silla cumple la norma si no se produce rotura estructural o pérdida de funcionalidad. 

8. Carga de Prueba de Caída en la Silla. Se coloca un peso de 136 Kg. a 15 cm. por encima del asiento de la silla y se deja caer en el centro del asiento. La silla cumple la norma si no se muestran cambios repentinos en la integridad estructural del producto. Se acepta la pérdida de funcionalidad.

9. Prueba de Impacto en el Asiento. Se deja caer un peso de 57 Kg. desde una altura de 5 cm. en la superficie del asiento de la silla por un total de 100.000 veces. La silla cumple la norma si no se verifica rotura estructural o pérdida de funcionalidad.